Como la mayoría de padres puede constatar, hay niños con problemas de conducta en casa. Sin embargo, no todos los comportamientos negativos de los niños pueden ser considerados ni problemáticos ni mucho menos patológicos.

Además, incluso los que son realmente problemáticos, tienen diferentes niveles de gravedad.

En este artículo te voy a explicar qué son realmente niños con problemas de conducta en casa y qué pueden hacer los padres y madres para manejar el comportamiento de sus hijos, de los 2 a los 12 años

¿Hay niños con problemas de conducta en casa?

Existen comportamientos en la infancia que forman parte del comportamiento habitual y que no tiene un carácter problemático.

En los primeros años es habitual que los niños sean curiosos, que quieran hacer las cosas a su manera, que no reconozcan peligros, que sean egocéntricos y que protesten y se sientan frustrados cuando sus padres les piden o impiden algo que va contra su deseo.

Más adelante, también es frecuente que los chicos negocien o discutan ciertas normas y limitaciones.

Sin embargo, otros comportamientos sí deben ser considerados como problemáticos, aunque en muchos casos se les quita, erróneamente importancia y se les considera “cosa de niños”.

Algunos comportamientos negativos

Seguro que algunos de estas situaciones que exponen las familias te suenan:

  • “Mi hijo no atiende a mis llamadas de atención”.
  • “El mío no sabe perder”.
  • “Hasta que no le amenazo o grito, no me hace caso”.
  • “Mi hija discute todas mis decisiones”.
  • “Mi niño nos hace rabietas precisamente cuando más gente hay”.
  • “El nuestro nos engaña”.
  • “Nosotros hemos dejado de salir a cenar con nuestros dos hijos, porque su comportamiento nos lo impide”.
  • “Nuestra hija ya tiene 11 años, es desafiante y le estamos empezado a tener miedo”.

¿Deben considerarse un problema? ¿Un niño o una niña que actúa así tiene un problema de conducta?

Algunas pautas educativas

Algunas de las pautas educativas que han demostrado su eficacia como prevención y como intervención en los niños con problemas de conducta en casa son:

  • El acuerdo entre la pareja a la hora de llevar a cabo las pautas.
  • Disponer de unas normas claras y concretas, adaptadas a la edad y madurez del niño.
  • Ser coherente con esas normas.
  • Reforzar convenientemente las conductas adecuadas.
  • Actuar cuando las normas se incumplen.
  • Ser ejemplo positivo para el niño.
  • Establecer rutinas.
  • Dedicar el tiempo suficiente.
  • Educar con afecto.