El lunch debe de ser totalmente planeado y báscio para mantener una dieta nutritiva. Su
función es ayudar a que el niño mantenga un buen nivel de energía durante todo el día, pero
sin que le quite el hambre para las tres comidas principales. Recordemos no debe de sustituir
el desayuno ni la comida. Se ha comprobado que incluir colaciones planeadas en la
alimentación ayuda a mantener activo el metabolismo, conservar el cuerpo con energía y
evitar los extremos en las sensaciones de hambre y saciedad.

Comer alimentos de manera desordenada a lo largo del día, puede ser causante de una sobre
alimentación; pero, el no planear los alimentos intermedios, puede dejar a los niños con baja
energía o sin los nutrimentos necesarios para desempeñar su rutina habitual.

El niño está en constante movimiento; su intensa actividad demanda que tenga las calorías
suficientes para desarrollarse de manera conveniente. Además su estómago es pequeño por lo
que necesita porciones también pequeñas pero de manera frecuente. Por lo general, es difícil
que con el desayuno,comida y cena el niño cubra con la cantidad de alimento que requiere;
por eso el lunch y la colación o snack de la tarde se vuelven importantes.

El Lunch Escolar para que sea el adecuado debe de cumplir con los siguientes aspectos:

Incluir por lo menos una opción de cada uno de los tres nutrimentos (proteína, carbo y grasa).
Enviar porciones adecuadas.
incluir alimentos ricos en fibra (fruta, verdura, cereales o panes integrales,leguminosas o
nueces)
Evitar que contenga una alta proporción de grasas y azúcares.
Incluir líquidos, pues la hidratación de los niños es igual de importante. Es mejor que sea agua
natural para que aprenda este maravilloso hábito. Los jugos envasados normalmente tienen
más azúcar que fruta.
Procurar que sea sabroso y esté presentado de una manera atractiva para que el niño se lo
coma y además lo disfrute.

¿Es sano darle al niño jugos, galletas o dulces?

No hay alimentos buenos o malos, todo el chiste está en saber balancearlos. Si los etiquetamos
como buenos o malos, lo mas probable es que causemos cierta ansiedad a los niños por

comerlos. La base de la alimentación saludable se encuentra en la moderación. Por ejemplo: Si
les enviamos a la escuela productos azucarados o con alto contenido de grasa, debemos
balancear sus siguientes alimentos y alternarlos con otros que contengan menos azúcares y
grasa. Sin embargo trata de evitar estos alimentos y que solo los consuman de manera
ocasional.

Aquí te dejo algunas ideas para el Lunch Escolar, las cantidades pueden variar dependiendo de
la edad, sexo y peso del niño, pero esto es un poco general para que tengan una idea.
1. Sandwich de jamón y queso y 1 tza de fruta picada
2. Sandwich de crema de cacahuate y 1 manzana
3. Atún con galletas y 1 naranja en gajos
4. Queso panela en cubitos y jícamas con chile
5. 2 Rollitos de jamón de pavo y 4 galletas dulces
6. 1 tza cereal integral y yogurt natural
7. Cuadritos de queso y fruta picada
8. Quesadilla y nueces
9. Sandwich de jamón y pasitas con chocolate
10. Ate con queso y almendras
11. Galletas con cajeta y queso panela en cubitos
12. Fruta picada y yogurt ó queso cottage
Trata siempre de variárselo para que no se canse, y a lo mejor los Viernes le puedes mandar
algún dulce que le guste. Recuerda que para los niños es importante no darles mucha
cantidad, sino variedad. El recreo debe de ser también para jugar y no solo para acabarse
grandes cantidades de comida.

Saludos!

Lic. Mariana García Sarquiz